LA NUEVA GENERACIÓN DE TRANSFORMADORES PARA LA GESTIÓN SMART DE LA ELECTRICIDAD

El crecimiento constante en el uso de dispositivos conectados a la red eléctrica ha impulsado a un número creciente de empresas distribuidoras de energía a implementar sistemas de supervisión. Estos sistemas les brindan la capacidad de monitorear tanto la salida de los centros de transformación como usuarios finales. Esta medida permite ajustar sus redes para satisfacer las demandas y cambios en la evolución del sistema eléctrico, tanto en el corto como en el mediano  y largo plazo.

La implementación de la Supervisión Avanzada de Baja Tensión contribuye a una mayor confiabilidad del suministro eléctrico, una respuesta más rápida a problemas potenciales y una mejor eficiencia operativa en redes eléctricas de baja tensión.

En este contexto desde SACI hemos decidido lanzar una serie de sensores de baja potencia encapsulados en resina; TUP80RV y TU_R. Los sensores de baja intensidad de SACI han sido diseñados para ser instalados en baja tensión o directamente sobre los cables de media tensión aislados. El encapsulado en resina y su envolvente de plástico permite que el transformador se pueda instalar directamente en intemperie sin sufrir en sus características ni degradarse.

La especificación de salida en milivoltios persigue los estándares más vanguardistas y es un requisito exigido por compañías eléctricas, algo que aún no es habitual en todo el sector y que en SACI hemos decidido comenzar a fabricar. Así, estos sensores ofrecen una mayor precisión en relaciones bajas, gracias a su tipo de construcción. Los sensores de baja potencia desarrollados por SACI simplifican a su vez la fabricación de los equipos de medida, ya que los valores de cortocircuito soportados en un segundo son menores en milivoltios que en amperios, lo que permite una mayor sencillez a la hora de realizar la protección de un equipo en tensión (mV) que en corriente (A).

Una característica importante es el uso de cables con o sin pantalla y de sección menor a la usada con salida en amperios, lo que conlleva una reducción de costes. Además, el sensor en el trafo es menor de lo habitual, por lo que el equipo es más reducido en sus dimensiones.

La gama de sensores desarrollada por el fabricante español siguiendo el estándar UNE-EN 61869-10 está disponible tanto para baja como para media tensión. Los sensores de baja potencia de SACI cuentan con conexión easy-clip, el cual permite una conexión sencilla a través de un cable acabado en un terminal RJ45 para aquellos que llevan el cable incorporado o con una toma RJ45 en su base, de esta forma se hace un conexionado sencillo desde los transformadores a los equipos de medida, sin necesidad de bornas o tornillos.

Por otro lado, esta gama de transformadores puede tener la cara P1 de otro color, haciendo más sencillo distinguir su polaridad. Con todo ello, SACI sigue mostrando su capacidad innovadora y de liderazgo en el mercado de la distribución eléctrica, anticipándose a los nuevos escenarios que se perfilan en la gestión inteligente de la red energética.